fbpx

EN BODEGAS MONTECILLO ENTENDEMOS EL VINO COMO UNA FORMA DE VIDA. EN ESTE ESPACIO PODRÁS DISFRUTAR Y APRENDER UN POCO MÁS SOBRE VINO, GASTRONOMÍA Y ENOTURISMO.

Robots, sensores, drones… Los nuevos ‘habitantes del viñedo’

 

¿Un robot en la viña? Lejos de ser ciencia ficción, la disrupción tecnológica es una realidad en la agricultura a la que los viñedos no son, ni mucho menos, ajenos. Las nuevas tecnologías han pasado a jugar un trascendental papel en el proceso de producción de la uva, una tarea tradicionalmente considerada artesanal que, sin renunciar a la todavía imprescindible labor del hombre, se reinventa para encarar nuevos retos.

Frente al dicho popular que afirma que “el mejor indicador de la calidad de un vino es la pisada del viticultor en la viña”, hoy son sensores, drones y robots quienes acompañan a los expertos en el cuidado de la misma. Su aportación al cultivo de la vid está íntimamente relacionada con la digitalización de los procesos lo que, en la práctica, permite optimizar cada momento del ciclo de la vid.

La digitalización de los viñedos

Todos estos cambios permiten salvaguardar la producción y mejorar la calidad del producto mientras se planta frente a las nuevas amenazas del viñedo (como las derivadas del cambio climático). Las nuevas tecnologías brindan herramientas que permiten dar respuesta a estas cuestiones sin mermar, como ya hemos comentado, el carácter tradicional del trabajo en la viña.

¿Quiénes son y cómo actúan los nuevos habitantes del viñedo? Sensores, drones y robots forman parte de ese nuevo mapa del sector vitícola, aliados capaces de ofrecer una valiosa información de la que se valen los expertos para analizar, con más información que nunca, cada una de las variables que afectan, en último término, a las cualidades del vino.

Sensores y drones

El capítulo de nuevas tecnologías aplicadas a la viticultura de precisión es, cada vez, más amplio y sofisticado. Los sensores permiten analizar cuestiones como la humedad, la temperatura o la salud de las vides y hasta monitorizar los viñedos y consultar toda la información a través de aplicaciones digitales especialmente diseñadas para ello.

Pero no solo eso. Los datos recogidos por estos sistemas permiten adelantarse ciertas vicisitudes como las heladas e, incluso, las infecciones. ¿Imaginas poder saber que el viñedo está necesitado de riego antes de emprender el camino hacia él? Pues no hace falta imaginarlo: ya es una realidad palpable.

En la misma medida, los drones se han convertido en una herramienta presente en el día a día de los viñedos más avanzados. Su tecnología tiene aplicación práctica, por ejemplo, a la hora de determinar el estado y calidad de las uvas, lo que permite determinar con precisión el mejor momento para llevar a cabo la vendimia.

Robótica aplicada a la agricultura

La robotización de la agricultura y, en concreto, de los viñedos es otro de los paradigmas de la aplicación de las nuevas tecnologías al sector vitivinícola: ya existen robots que, aunque no tienen ni pies ni manos, están dotados de una movilidad que los hace prácticamente todoterreno. El prototipo Vinerobot, por ejemplo, es autónomo y puede monitorizar el viñedo obteniendo información muy útil a través de una red de sensores no invasivos. En la misma línea, se encuentran en el mercado otros ejemplos como Agrirobot, una máquina dotada de un pulverizador eléctrico para realizar tratamientos que incorpora un sistema de visión, navegación y localización, o Vinbot, robot autónomo capaz de determinar el rendimiento de los viñedos a través del análisis de imágenes y datos en 3D. Un catálogo de herramientas de tecnología punta que, sin duda, no hará más que aumentar en los próximos años.

Idioma

Para descubrir más sobre Bodegas Montecillo en esta web debes tener la edad legal para beber en el país desde el que te has conectado.

Nosotros nacimos en 1870, ¿y tú?

Lo sentimos, pero...

para continuar debes ser mayor de edad

Lo sentimos, pero...

debes aceptar los terminos de uso y la política de privacidad